• La preventividad, modelo pedagógico de nuestro fundador Don Bosco, que cree en la fuerza del bien presente en todo estudiante, fortaleciendo su vida de fe y que trata de desarrollar mediante la propuesta de experiencias positivas y significativas.

  • La creación de un ambiente que es propuesta permanente de valores del evangelio, donde cada miembro de la comunidad educativa se responsabiliza de enriquecerla a través de su propia experiencia. 

  • Relación educativa que permite la educabilidad recíproca, en el estilo salesiano, como encuentro de personas marcada por la actitud de acogida, respeto y diálogo entre educadores y niños(as).